Este miércoles, desde las 20.30, Juventud de Pergamino recibirá en el Estadio Carlos Raúl Grondona a Las Malvinas de La Plata, por el partido de ida de las semifinales de la fase final de la Región Bonaerense Pampeana Norte de la Copa Federal; instancia a la que se clasificó por haber finalizado en la primera posición de la Zona 5, por delante de UNNOBA y La Emilia.

Con tres tantos, una de las goleadoras de equipo en esa fase inicial fue Aymará Prado, jugadora de 21 años que llegó al equipo procedente de San José, invitada especialmente para disputar la competencia en la que conviven los mejores equipos del interior del país y en cuya fase final los ocho mejores clasificados podrán hacer frente a ocho representantes de la Primera División de AFA.

En la previa del encuentro ante Malvinas, que fue el mejor equipo de la Región Bonaerense Pampeana Norte en la pasada edición del certamen, la delantera repasó la experiencia vivida hasta la fecha, los anhelos a futuro y sus inicios como futbolista.

-Primera Edición de Copa Federal para vos, porque no estuviste en la pasada. ¿Cómo lo vivís?

-Es todo nuevo para mí, acostumbrarme al equipo, a las compañeras y demás. Ellas ya sabían que por haber ganado el torneo del año pasado iban a estar clasificadas a la Copa Federal. Invitaron a varias chicas de otros equipos y por suerte me llegó la invitación. Acepté con mucho gusto.

-¿Qué te pareció el torneo hasta ahora? ¿Muy diferente a la competencia local?

-Creo que es diferente el tipo de juego que presentaron los equipos a lo que se puede ver acá en Pergamino. Tampoco es que sea tanta esa diferencia, pero acá ya estamos todas acostumbradas a jugar entre nosotras y nos conocemos.

-Más allá de las jugadoras de buen pie, que las tienen, noté que son un equipo aguerrido, duro, y esa característica es clave en una competencia con tanto ritmo y tanto roce…

-Sí, creo que es así. Con La Emilia se hizo un partido más físico que con UNNOBA incluso. Había que ir más fuerte, porque si no te mataban directamente. Teníamos que ser un poquito más bruscas en ese sentido.

-Hablamos al pasar con tu DT y nos dijo que no eras delantera de referencia, que te estabas acostumbrando al nuevo puesto. ¿Es así?

-He jugado en diferentes puestos. Mayormente jugaba de volante, pero también de nueve. Ahora me tengo que adaptar a jugar tipo pivote. No solamente encarar, sino rebotar, girar y adaptarme al juego que el equipo ya tenía anteriormente. Con la cancha de frente para encarar es el ideal para mí, pero hay que acostumbrarse a lo que al equipo le falta.

-¿En qué característica de tu juego es en la que más confiás?

-La velocidad. Me considero una jugadora rápida. Pero le meto con todo a todo.

-Antes de sellar la clasificación, ¿sintieron en algún momento específico que ya la tenían en la mano?

-Por suerte jugamos tranquilas los últimos partidos. Al último con La Emilia llegamos con buena diferencia de goles y pudimos meter el gol rápido. Creo que ahí ya nos dijimos estamos adentro.

-Me llamó la atención ver cuánto público llevaron en el partido que las vi ser locales y también el buen número que las acompañó de visitantes. ¿Siempre es así o es producto de la instancia?

-Pensando en todos los equipos de Pergamino, la hinchada de Juventud creo que es la que más ganas le mete, porque hasta en el torneo local vos venís a un partido y la hinchada que hay siempre es de Juventud y alienta aunque vayas perdiendo, empatando. Por suerte siempre se destaca la hinchada de Juventud. Nos sigue mucho.

-Otro plus para este tipo de competencia…

-Y sí. Ya se habrán dado cuenta…

-Les tocó Malvinas en semifinales, el equipo que ganó la pasada etapa regional. ¿Venían pensando en posibles rivales?

-Nosotras jugamos los partidos que teníamos que jugar y ya después que toque lo que toque, porque ya está. No teníamos un rival de preferencia, al menos yo no me fijé en eso. Por suerte estamos todas enfocadas.

-¿Cuánto sufriste el partido en Junín contra UNNOBA? Porque no podías hacer pie…

-No pude hacer pie en ningún momento porque me patinaba con las zapatillas botín. Jugué con zapatillas y el pasto estaba largo. En todo momento que agarraba la pelota me iba al piso. No pude hacer una. ¡Tenía una bronca! Encima todas las pelotas que me tiraban, las ganaba. Pero no podía hacer pie porque me patinaba. La pasé muy mal. Y al final que me echaron me quería morir. Ahora ya estoy re enfocada en entrenar para estos dos partidos.

-El primer partido en Pergamino jugaron en un altísimo nivel. ¿Crees que lo pudieron mantener? ¿Es algo que hablaron entre ustedes?

-Creo que bajamos un poquito. Hubo mucha diferencia del primer partido a los demás. En lo personal siento que yo también. Yo creo que es algo que pasó, que se habló en el momento y que vamos a tratar de mejorar para el miércoles, porque si no estamos en la lona.  El hecho de que perder un solo partido ya pueda costar demasiado caro hace que te comas la cabeza. Querés ganar y ganar, pero tocan equipos fuertes y la tenés que luchar con todo.

-¿Se comen la cabeza también pensando en que de seguir avanzando podrían jugar con equipos como Boca, River, UAI Urquiza?

-Prefiero no pensar, porque si no me va a salir todo mal. Quiero enfocarme en los partidos que tenemos ahora. Ya lo demás será lo que tenga que ser.

-¿Hace mucho jugás al fútbol?

-Arranqué a jugar a los 14 años. Me dijo mi mamá que unas chicas la habían invitado a jugar a la pelota y esas chicas ya estaban en un club, que era Racing. Después de un partidito al que me invitaron, quisieron sumarme a los entrenamientos. Ese fue el primer club con el que jugué.

-Así que tu mamá también juega…

-Sí. Todavía sigue jugando en Liga de Pergamino. Nos hemos enfrentado un par de veces. Solamente compartí equipo con ella en el inicio, porque yo me fui a otro equipo y ella se quedó en Racing. Ahora ya no tiene femenino. Ella intercambia puestos, ha sido delantera, arquera, defensora. Ha sido defensora jugando en contra mío y por ahí me dio un par de pataditas, jaja.

-¿Vos en qué otros clubes estuviste?

-Hice Douglas Haig y también San José. Con La Negra (Mansilla) compartimos Rompe Redes. Fuimos a jugar a Misiones. Estuvo buenísimo. Unas ganas que se vuelva a repetir. Por eso también acepté la propuesta de Juventud para jugar Copa Federal, que te hace conocer otro tipo de juego, otro tipo de personas. Si no se empieza a volver aburrido.

-¿Te soñás viviendo del fútbol?

-Me encantaría, obviamente. Creo que todas las chicas que hoy en día juegan al fútbol estarían encantadas de vivir de esto, ser profesionales. Siempre se quiere un poco más.

-¿Y qué cosas te gustaría que te pasen?

-Lo que se me cruza ahora por la cabeza es llegar a ser profesional en algún momento. No te digo irme a Inglaterra, que ya es mucho aunque nunca faltan las oportunidades. Pero llegar a ser profesional en Argentina me encantaría. Todavía se está armando acá. Yo actualmente estoy trabajando y el año que viene tengo ganas de empezar a estudiar también.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

1 COMENTARIO

Comments are closed.