Una familia del Barrio Fonavi 117, denuncia por los destrozos que le ocasionó personal policial en su vivienda, durante un allanamiento. Mónica Etchart amenaza con “encadenarse a tribunales” si no le dan una respuesta.

Para hacer público su reclamo, tomaron contacto con Junin24, por lo que nos acercamos a conocer detalles de lo sucedido.

“Me desperté a las 5:30 por los golpes, gritos, vidrios rotos. Y cuando me quise acordar los tenía parados en mi pieza” comenzó relatando Mónica, para luego agregar que en ese momento “estaba con mi nietita de tres años. Terminamos en el piso”.

Recorriendo la propiedad, la mujer fue relatando la forma en la que se manejaron los efectivos de seguridad.

Explicó que en otro sector de la casa vive uno de sus hijos con su nuera y un bebito de 20 años. Una de las puertas de la habitación que ocupan se transformó en “ciega” dado que fue trabada con un ropero.

De acuerdo a su testimonio, en el momento que intentan acceder a ese cuarto, el ropero cayó sobre la cama en la que descansaban los tres. “De milagro no cayó sobre el bebé”.

A medida que Junin24 iba conociendo la distribución de la propiedad, Mónica explicó que también, durante la medida judicial, la policía accedió a una vivienda lindera “que yo la alquilo. La gente que vive en el lugar estaba durmiendo. Les arrancaron la reja, rompieron la cerradura”.

En este punto de la recorrida, se sumó uno de los hijos de la propietaria de la casa, para agregar que “yo estoy de acuerdo que hagan un allanamiento y todas esas cosas pero lo que no estoy de acuerdo es que rompan. Y no es la primera vez” aunque siempre me callé la boca. La puerta y eso está bien que te la rompan pero no los ventanales y esas cosas”

Agregó que mientras se realizaba el allanamiento, él y dos de sus hermanos quedaron sentados “en el piso, precintados. Fue cuando “vino un policía pasó por al lado mío y simuló que me iba a dar una patada”.

Más aún, aclaró que “mucho no revisaron. Vinieron más que nada a romper. Si sabían que nosotros estamos laburando ahora”.

En este punto interrumpe Mónica para aclarar que “lo que me mata es el apellido. Roban en otra punta de Junin y vienen acá…roban donde sea y me caen acá”.

“Y Yo siempre me callé la boca. El año pasado vinieron, rompieron y yo no tenía nada. Una sola vez dio positivo y me hice cargo yo” enfatiza.

Para por último y con firmeza explicar que “me parece que voy a ir y me voy a encadenar en Tribunales. Yo soy una jubilada, saque la cuenta cuánto cobro. Y mi hijo hace changas de albañil”. Con el dinero que ingresa “comemos una semana. Usted sabe cómo está todo. Y ahora me dijeron que para pagar el vidrio que me rompieron tengo que tener entre 15 y 18 mil pesos”.

Y en definitiva, “acá nadie se resistió. Nadie hizo nada y encima ni dijeron por qué era el allanamiento. Yo firmé y se fueron aunque ni siquiera tenía los lentes puestos y no veo nada”. Por eso, “me van a tener que dar una respuesta”.

“Hace añares que acá no sale un positivo” cierra el hijo de Mónica. “El que tuvo problemas fue mi hermano. Pero eso ya pasó. Tenía 18 años y ahora tiene 45”.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

4 COMENTARIOS

  1. Empece a leer y dije uhh les cayeron equivocados, pero ya leyendo bien todo veo que les caen seguido por haber sido tremendos malandras, existe un dicho y dice hazte la fama y échate a dormir, acá seria hazte la fama y te allanaremos al dormir

  2. Ese barrio esta lleno de gente de mal vivir !
    Esta perfecto lo que hace la policia , deberisn volver al 76 allanamiento era uno y era fin del malandra.
    Los fiscales de junin junto a los abogados apañan y viven de los delincuentes
    Degenerados !!
    Soy elvira torreta

  3. Con un misil apuntando para el norte de la city se acabarían muchísimos problemas

  4. Se equivoca J24 haciendose eco de la version de los allanados. Quien te escribe los libretos J24?

Comments are closed.