El fuerte viento que se abate en la ciudad, a 37 kilómetros por hora, ha generado un alto riesgo de propagación de incendios de pastos que en esta época del año se hacen más frecuentes, habida cuenta de la falta de lluvia y además por la limpieza de lotes que se generan debido al crecimiento de los yuyos.

A las 15, todas las dotaciones de bomberos del cuartel de Junín estaban atacando focos ígneos en Saforcada, y en la ciudad de Junín en Payán y Chile, Segundo Sombra y Jean Jaures, República y Alvear y otro más en calle Pringles.

Personal policial está apoyando a los bomberos porque el intenso humo generado ha dificultado la visibilidad en las calles aledañas. Este fenómeno se viene registrando desde el inicio de la semana.

ALERTAN POR RIESGOS DE INCENDIOS FORESTALES EN LA PROVINCIA

Los incendios desatados durante la última semana en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires preocupan a autoridades y vecinos, mientras que desde la Dirección de Bosques y Forestación del Ministerio de Agroindustria advierten que “es alta la probabilidad de que se produzcan en esta época del año”, como consecuencia de las altas temperaturas y la falta de precipitaciones.

El director provincial de Bosques y Forestación, Sebastián Galarco, explicó a DIB que son muchos los factores que se conjugan este año para que se produzcan estos siniestros. “Tenemos altas temperaturas, marcada sequía y mucho viendo, que se vincula con el material seco, con la gran cantidad de acículas de bosques, lo que se convierte en material combustible de alta calidad”, indicó.

En ese sentido, el funcionario no descartó que puedan producirse nuevos incendios, por lo que apeló a la responsabilidad de vecinos, turistas y productores para que extremen las medidas de precaución: “Mantener limpia la forestación, extraer restos de podas y mantener limpias y transitables las calles cortafuegos”, indicó.

Como viene informando esta agencia, si bien los bomberos mantienen controlados los incendios en Villarino y Balcarce, temen que el clima agrave la situación, sobre todo por los fuertes vientos. A estos siniestros, se suman los incendios en Pinamar, donde fueron afectadas más de 50 de las 70 hectáreas de bosques de la reserva de Valeria del Mar y Cariló.

En tanto, en Villarino varias dotaciones de bomberos voluntarios continúan trabajando en contener y sofocar el incendio que ya afectó más de 45 mil hectáreas en un sector de campos ubicados en la zona de Algarrobo.

En ese sentido, Galarco sostuvo que los incendios pueden tardar hasta dos semanas en sofocarse, y recordó el episodio de gran magnitud producido años atrás en la localidad balnearia de Claromecó, donde miles de hectáreas quedaron arrasadas.
En Villarino, por ejemplo, en las últimas horas se reavivó un nuevo foco de incendio, por lo que los bomberos continúan trabajando en el lugar mientras se realiza una guardia de cenizas en otros puntos.

«La parte más compleja la tuvimos al sur de la jurisdicción nuestra con el límite de La Pampa, entre el meridiano V», expresó por su parte el suboficial Carlos Seguel del cuartel de bomberos voluntarios de Algarrobo, al tiempo que añadió que «el fuego estuvo a unos 30 kilómetros de la localidad de Algarrobo en un sector que cruza las jurisdicciones de Pedro Luro, Mayor Buratovich e Hilario Ascasubi», todas localidades del distrito.

También el fuerte viento y las altas temperaturas del fin de semana provocaron que el incendio cambiara en distintas direcciones.

En tanto en Balcarce, los bomberos continúan trabajando por quinto día consecutivo en la sierra El Volcán, donde se estima que son más de 2 mil las hectáreas afectadas.

“Estamos esperando el último frente en la parte extrema de la sierra con diez dotaciones de bomberos”, dijo a DIB Fernando Alessio, jefe de bomberos local, quien sostuvo que hoy el mayor temor es que el fuego no llegue a afectar unas 2 mil hectáreas de cultivos de trigo, cercanas al lugar.

«El siniestro está controlado, pero la sequía y el viento conspiran contra la labor que estamos realizando», explicó. Las llamas, que al parecer se iniciaron en la noche del pasado viernes en la parte alta de la sierra por la caída de un rayo, fueron avanzando hacia la parte baja, y generaron temor por la posible propagación hacia cultivos con cebada y trigo.

Cabe señalar que esta situación apuró la cosecha de algunos lotes puntuales para evitar un riesgo mayor atendiendo a las desfavorables condiciones climáticas.

LA REFORESTACIÓN

Galarco explicó que una vez que los incendios sean sofocados, el primer paso será limpiar los terrenos y esperar un tiempo para saber si es necesario reforestar, ya que en algunos casos puede producirse una regeneración natural.

“Los pasos a seguir dependerán de cada caso. Por ejemplo, de la intensidad del incendio, si el fuego llegó o no a los árboles, porque por lo general se propaga con mayor facilidad sobre la vegetación herbácea”, indicó. «A excepción de los pinos, que por su estructura y por el tipo de capas son muy susceptibles al fuego», finalizó.

Si queres recibir a diario las noticias de Junin24 en tu celular, envianos un mensaje de Whatsapp al 2364695729 con la palabra ALTA y agendanos como contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.