Melisa Gretter “frotó la lámpara” y Unión Florida se consagró campeón de la Liga femenina de básquet

Lunes, 3 julio d 2017 a las 10:10 am.

Deportes

Melisa Gretter “frotó la lámpara” y Unión Florida se consagró campeón de la Liga femenina de básquet

Esta pasión no les vino dada desde el colegio. No les llegó desde lo que la sociedad impone o propone para las mujeres en el mundo del deporte. Tampoco se enamoraron del básquet viendo a otras mujeres jugarlo en la televisión. Para ellas, esta pasión es un amor que heredaron o que, simplemente, les nació en la sangre.

Ayer, en el estadio Obras , se disputó la final de la primera Liga femenina de básquet y Unión Florida se consagró campeón tras superar por un ajustado 62 a 55 al Club Atlético Lanús : el único que había sido capaz de vencerlas en la fase regular del torneo cuando le ganó de visitante 57 a 56. En el duelo final, la figura del encuentro fue Melisa Gretter que fue elegida como la mejor jugadora del Final 4. Con 26 tantos y una efectividad del 100% en los tiros libres, fue la goleadora de la jornada y la encargada de manejar los hilos del encuentro. Para el entrenador, el desequilibrio vino de la mano de esta jugadora, que en la segunda mitad “frotó la lámpara” para que se diera el juego que estaban buscando y puedan tomar la ventaja en el marcador.

En diálogo, Gretter dijo: “Dejamos todo, defendimos y ‘reboteamos’ todas juntas. Creo que lo que nos llevó a adelante fue trabajar todas juntas”. Por su parte, el entrenador, Gregorio Martinez, agregó: “En los peores momentos, cuando nos faltó básquet, dimos la cara, peleamos, luchamos y, en el segundo tiempo frotó la lámpara la petisa y, la verdad, había que llegar a ese momento”. Tal como describió, la “petisa” es una “jugadora distinta que hace la diferencia”.

Click Aqui
Como toda final, las tribunas estuvieron colmadas de fanáticos de ambos clubes. También, como sucede en los partidos de básquet de las grandes ligas, el encuentro tuvo su cuota de show de la mano de una mascota que lució los colores de Obras, el club en donde se disputó el Final 4.

Además, desde las distintas hinchadas, algunos extranjeros dijeron “presente” en esta cita deportiva que tuvo un tinte internacional puesto que ambos planteles tenían jugadoras de afuera. Como es el caso de la española Marta Tudanca -una de las claves de Unión Florida-, quien explicó que el equipo se siente como “una familia” y que, si bien hay diferencias entre el básquet argentino y el español, “al final es baloncesto y se trata de meter la pelota por la canasta, así que se disfruta igual”.

Dentro del plantel que lució la camiseta de Unión Florida, Daniela Benvenuto era la jugadora con más experiencia. Tan solo unas horas antes de que sonara la chicharra inicial, la capitana del conjunto de Vicente Lopez adelantó a LA NACION que después del partido colgaría las zapatillas. Con la voz quebrada por la emoción, Benvenuto declaró: “Es mi último partido así que lo vivo como algo muy lindo tratando de disfrutar todo porque creo que de eso se trata y me quiero despedir campeona. Siempre es lindo jugar el último partido del torneo así que vivirlo con las chicas y en este club es algo maravilloso (.) Somos afortunadas de estar en la final, ganarla ya es hermoso”.

Esta capitana comenzó a “amar el juego” cuando, de chica, vio a Michael Jordan jugar en la televisión y heredó esa pasión de su papá, que también jugaba. Su principal característica, desde lo deportivo, es la entrega: “Juego con el carácter y la intensidad y trato de aportarle al equipo eso que es lo que siempre me caracterizó”.

Después de levantar la copa, la estadounidense Ronni Williams se refirió a “su líder” y dijo: “Nos contó que sería su último partido. Ganáramos o perdiéramos, se iba a retirar así que, automáticamente, le dedicamos el partido a Dani [Benvenuto] y yo quería ganar por ella. Trabajamos muy duro y esta victoria fue lo que buscamos todo el tiempo”.

Los festejos del campeón

A los cánticos tradicionales, la famosa costumbre de cortar la red del aro -responsabilidad de la capitana que intentaba cortarla al compás del “¡y Dani no se va!”- y a la costumbre de deslizarse por el terreno de juego hacia la copa, se le sumaron algunas particularidades. Al igual que en la semifinal, la norteamericana Ronni Williams le dedicó un baile a sus compañeras y, al mejor estilo de Ezequiel “el Pocho” Lavezzi -que en el Mundial 2014 mojó al director técnico de ese entonces, Alejandro Sabella-, Sol Laviero le descargó una botella entera de agua a Gregorio Martinez para celebrar la victoria con la que Unión Florida hizo historia y se consagró como el primer campeón de la Liga Nacional.

Este torneo, organizado por la Asociación de Clubes , apunta a replicar en las mujeres el mismo sistema de torneos que domina al básquet masculino y dotar esta versión del deporte con una mayor visibilidad que les permita a aquellas que se animen a sumergirse en el deporte de los triples y los rebotes salir del amateurismo y volcarse a una disciplina más profesional. El compromiso lo tienen. El sacrificio también.

 

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min