Boca y River tienen los ojos puestos en el mismo jugador: quién es Bebelo Reynoso

viernes, 7 julio d 2017 a las 9:09 am.

Deportes

Boca y River tienen los ojos puestos en el mismo jugador: quién es Bebelo Reynoso

Apenas 25 partidos en primera división y dos goles, uno nada menos que en la Bombonera, le alcanzaron a Emanuel Reynoso, de 21 años, para que los dos clubes más poderosos del país estén interesados en sumarlo para la próxima temporada. “Me reuní con Boca y con River”, reconoció Andrés Fassi, presidente de Talleres, antes de regresar a Córdoba luego de las primeras conversaciones con las dirigencias que encabezan Daniel Angelici y Rodolfo D´ Onofrio.

“Es más factible que algún club del exterior pueda pagar lo que vale Bebelo, aunque con un equipo de acá Talleres podría hacer la operación con jugadores que le vendrían bien”, reconoció Fassi. Ante esta posibilidad, Boca ya le presentó una lista con algunos nombres, entre los que figuran Nazareno Solís, Fernando Zuqui y Andrés Cubas, quien debe regresar al club después del préstamo en el Pescara, de Italia. Además, Boca y Talleres son socios en los pases de Sebastián Palacios y Juan Cruz Komar, lo cual también podría favorecer la operación.

De la misma manera, River tiene para ofrecer algunos jugadores relegados en la consideración de Marcelo Gallardo, como Joaquín Arzura y Tomás Andrade. Garantizada la continuidad de Gonzalo Martínez al menos hasta diciembre y con el interés mayor en contratar al uruguayo Nicolás De La Cruz, Reynoso de todas maneras es una opción que seduce en Núñez y por eso iniciaron las negociaciones.

Con dos ascensos consecutivos para llegar a la máxima categoría, Reynoso disputó 48 partidos con la camiseta del conjunto cordobés: 25 en Primera, 16 en la B Nacional, 2 en el Argentino A y 5 por fases eliminatorias de la Copa Argentina. Fino en el manejo de la pelota, se destacó en el torneo que coronó al conjunto de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto por un electrizante traslado con toques cortos. El cuerpo encorvado al tomar velocidad para escurrirse entre los adversarios es un movimiento que lo distingue. A partir de su ductilidad, enfoca su capacidad en filtrar el último pase para poner a un compañero frente al arco rival.

La intermitencia en su juego es un punto que todavía no logró superar, por eso apenas disputó cinco encuentros completos, ante Lanús, Independiente, Quilmes, Atlético Tucumán y Rosario Central. Frank Darío Kudelka lo reemplazó en 19 ocasiones y solamente una vez ingresó desde el banco, en la quinta fecha ante Aldosivi.

En 2014 sufrió una herida de bala en la rodilla de su pierna izquierda cuando se resistió a que le robasen la moto en la que había ido a ver a un amigo. El incidente, sumado luego a un accidente automovilístico, lo afectó al punto que pensó en dejar el fútbol. Sin embargo, volvió a sumarse a su equipo de cuarta división y en noviembre de ese mismo año debutó en la primera de la T: ante Alvarado ingresó a los 24 minutos del segundo tiempo cuando Sergio Coleoni lo mandó a la cancha por Victor Ramis. Las armas de fuego tuvieron otro capítulo en la carrera de Reynoso, cuando en mayo quedó involucrado en un tiroteo en el barrio cordobés Ituzaingó. La imputación le hizo perderse uno de los clásicos con Belgrano.

Mary, su mamá, recorta y guarda en una carpeta cada una de las notas sobre Emanuel. No falta en la platea del estadio Mario Alberto Kempes cada veza que Talleres juega como local. Con ella amasaba y cocina en un horno de barro el pan casero que después vendían. Las carencias ganaban por goleada cada día en ese modesto hogar del Barrio Chino, donde ahora un mural pintado por un vecino retrata al habilidoso zurdo.

Bebelo se transformó de su apodo familiar -puesto por uno de sus hermanos antes de que comenzara a caminar- en el nombre con el que se instaló en el fútbol grande. Atrevido dentro de la cancha, encarador y zigzagueante, logró que su juego lo ponga en la mira de Boca y River.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min