Elías Pereyra, el jugador de San Lorenzo que le ganó al cáncer, llegó a primera y ya entrenó con Messi

viernes, 20 octubre d 2017 a las 11:57 am.

Deportes

Elías Pereyra, el jugador de San Lorenzo que le ganó al cáncer, llegó a primera y ya entrenó con Messi

Por Gustavo Baabour

Orgullo y ejemplo. Esas son las palabras que surgen cuando se habla de Elias Pereyra, el jugador de San Lorenzo y la selección sub 20 que superó una Leucemia y hoy se proyecta para romperla en primera. Su felicidad y ganas de vivir contagian cuando habla sobre lo que pasó y logró superar. Pasaron 5 durísimos años de aquel día en el que le diagnosticaron la enfermedad. Elías tenía 13 y jugaba en las inferiores del Ciclón. El panorama era muy complicado. Tuvo que soportar un difícil tratamiento con quimioterapia y dejar de hacer lo que más le gustaba, jugar al fútbol.

Recuperado. Elías Pereyra ya se entrena con la primera de San Lorenzo.

“El pediatra me había dicho que había algo que estaba mal. Llegamos al Hospital Garrahan, hicimos los estudios y me dijeron que había problema en la sangre: era Leucemia”, dice con voz entrecortada Noemí, su mamá. Afortunadamente, la enfermedad no llegó a la médula y Elías iba a poder salir adelante si hacía todo al pie de la letra.

“Lo primero que pregunté es si podía volver a jugar a la pelota”, dice el lateral izquierdo con una sonrisa sincera.

Inferiores. Estaba en las infantiles del Ciclón cuando le detectaron la enfermedad.

Dos veces por semana iba al hospital para su tratamiento. Tuvo que dejar el fútbol por casi dos años. “Fue muy duro hacer quimioterapia a los 13 años, pero quería salir adelante”, recuerda el defensor. Su familia fue clave. Su papá trabajaba 14 horas por día para pagar los medicamentos y su mamá y hermanas lo acompañaban en todo momento.  San Lorenzo también colaboró y mucho. El club hizo una subasta para recaudar fondos y los jugadores se le acercaron para apoyarlo y darle fuerzas. El “Pipi” Romagnoli, emblema del Ciclón, fue a visitarlo al hospital y le regalo su remera. “Esa no me la toca nadie”, dice Elías mirando la casaca.

El club ayudó. En pleno tratamiento entró a la cancha con Migliore.

“La vuelta fue una alegría muy grande para todos. Lo más lindo es verlo hoy jugar y recuperado al cien por cien. Es un ejemplo de vida”, asegura Fernando Kuyumchoglu, exjugador y actual coordinador de la inferiores de San Lorenzo.

El tratamiento dio resultado y Elías volvió a hacer lo que más le gusta. Pero algo había cambiado en él. La leucemia lo hizo más fuerte. Es un agradecido de la vida y lo expresa cada vez que puede. El esfuerzo y dedicación se trasladó a su carrera. Hoy es titular en la reserva, ya jugó para la primera del Ciclón en un amistoso y fue convocado a la selección juvenil sub 20.

En la última fecha de eliminatorias entrenó junto al equipo de Sampaoli y tuvo que marcar a Messi, el mejor jugador del mundo. Lo hizo lo mejor que pudo y terminó conforme. Este como tantos otros desafíos que vendrán, no serán nada comparado a la batalla que ya ganó.

Comentarios
Cada comentario va ser revisado antes de ser aprobado.

Max

Min